Puede usar nuestro buscador para encontrar información sobre los productos y soluciones de InterSystems, las oportunidades de desarrollo profesional, los casos de uso, novedades y mucho más. Los resultados incluyen el contenido de nuestra comunidad de desarrolladores, documentación de productos y formación, además de InterSystems.com.

Para la medicina de precisión, la próxima “Killer App” son los datos

Apps

Cuando un concepto se asienta es muy difícil desviarse de esa línea de pensamiento. De este tema se habló en el Foro HIMSS Healthcare IT News Big Data and Analytics Forum, celebrado en Boston (EEUU), centrado en la idea de las aplicaciones revolucionarias o killer app. Este concepto ha pasado a formar parte del saber común y configura nuestra visión de la realidad, aunque también puede complicarla al tiempo que le da forma.

¿Habría algún tipo de killer app que haga avanzar la medicina de precisión? Esta pregunta, realmente, es incorrecta. Incluso la idea de una killer app hace que los árboles nos impidan ver el bosque.

Dicho de otro modo, las aplicaciones van y vienen, pero los datos persisten y crecen.

Si aceptamos que el objetivo que la medicina de precisión es reunir todos los tipos de datos con el fin de crear una visión realmente integrada del paciente (que es lo que hacemos), entonces deducimos lógicamente que la tradicional Historia Clínica Electrónica (HCE), por sí sola, no es el historial médico integral (CHR, en inglés) que necesita la medicina de precisión. Para que el CHR la impulse debe ser universal, neutral en sus fuentes y en sus proveedores.

Facebook es un almacén de datos que nos ofrece muchas visualizaciones de aplicaciones diferentes a partir de un enorme conjunto de datos que dependen de los usuarios y de sus necesidades. Lo mismo es aplicable para los ecosistemas de Apple o de Google. Nuestros móviles no son una recopilación de aplicaciones, sino más bien una recopilación de datos que las aplicaciones utilizan para proporcionar varias visualizaciones y acceso a las mismas. Los datos son el activo principal de la era de Internet, y las empresas exitosas de Internet como Google y Facebook lo saben muy bien. En muchos sentidos, sus modelos de negocio se basan en el concepto de que cuanta más información compartas con ellos, más rentables se vuelven. El futuro de la sanidad y la medicina de precisión también deberá aceptar que su activo real son los datos sanitarios y no las aplicaciones, y deberán ofrecer un almacén unificado de datos sanitarios con diferentes aplicaciones para acceder a ellos.

Igual que hemos visto en los ecosistemas de aplicaciones mayores, muchas aplicaciones sanitarias son inútiles, de usar y tirar, incluso para sus poblaciones objetivo. Pero unas pocas aplicaciones más pequeñas nos brindarán un acceso útil a nuestros datos, así como formas de interactuar con ellos. Estas aplicaciones serán las que conservemos y utilicemos, pero no habrá ninguna que podamos decir que sea revolucionaria.

En InterSystems trabajamos con muchas startup y les aconsejamos que se centren en su estrategia de datos, no en una estrategia de aplicaciones. Esta idea, a veces, es difícil de vender. Forma parte de la naturaleza humana enamorarnos de nuestras creaciones y, dado que somos animales visuales, estamos programados para centrarnos en los botones brillantes y los gráficos más atractivos. Pero si nos centramos en la aplicación, y no en los datos, perdemos el elemento fundamental de la verdadera innovación en sanidad.

La innovación ocurre, y seguirá ocurriendo, en la intersección entre conjuntos de datos tradicionalmente aislados. La sanidad pública inició una revolución hace más de 150 años mediante el cruce de datos ambientales y clínicos con el objetivo de comprender las causas y la propagación de las enfermedades más comunes. Las innovaciones actuales están impulsadas por la agregación y el cruce de información socioeconómica, clínica, genómica, de seguros, de imágenes, de dispositivos y de sensores para crear una visión verdaderamente unificada del paciente.

Así que cuando la gente me pregunta cuál creo que va a ser la aplicación que revolucionará el sector sanitario, la respuesta es muy sencilla: los datos.