Tres aportaciones de la Dra. Rosalind Picard que los científicos necesitan conocer

Tuve el honor de hablar sobre el futuro de la IA (Inteligencia Artificial) con la doctora Rosalind Picard antes de su conferencia en el  InterSystems Global Summit. Pionera en IA, creó el campo ‘Affective Computing’, acuñando el término. Describiendo su propia experiencia dice que:

“Después de todo, te das cuenta de que la ciencia trata de averiguar qué es VERDADERO, incluso si nos hace sentir incómodos”.

Hay 3 importantes contribuciones de Rosalind Picard que los científicos necesitan conocer: buscar la verdad incluso cuando es incómoda, permitir al paciente que señale dónde conviene mirar y luchar contra la enfermedad.

Affective Computing: la verdad incómoda

Mientras investigaba el diseño de ordenadores que imitaran la función cerebral real conoció el trabajo de Richard Cytowik. Su libro, The Man Who Tasted Shapes describe la sinestesia, fenómeno que provoca que el sujeto saboree sonidos, formas o vea colores cuando escucha música. Los investigadores han comprobado que las áreas del cerebro responsables de las emociones, memoria y atención se iluminan cuando tiene lugar. Sin embargo, el córtex, centro de muchas investigaciones, permanece inactivo.

Esto interesó a Picard: la emoción parecía jugar un papel importante en la cognición pero, en aquel momento, la mera sugerencia al respecto podría afectar negativamente a su credibilidad como científica ‘seria’. Así, decidió aplicar la ingeniería para obtener mediciones sólidas y comprobar si su hipótesis era real.

Medir la emoción objetivamente exige pruebas muy rigurosas. Diseñó la primera máquina de aprendizaje capaz de reconocer estados emocionales. En su libro Affective Computingreflejó esta denominación y abrió un nuevo campo de investigación.

«Ahora sabemos que lo que creemos que puede ser importante lo es realmente, es medible y puede ayudar a que las máquinas sean inteligentes». Picard y su equipo están aprendiendo que las emociones tienen una gran influencia en la salud física, mental, relacional y socioemocional; están interconectadas.

Autismo y Affective: escuchar al paciente

Picard es pionera en un dispositivo que gestiona y predice convulsiones, y ayuda a comprender mejor las emociones. Comenzó estudiando el espectro autista. En una ocasión, un paciente le dijo: “mi mayor problema no es con las emociones de otras personas, el problema es que no captáis MIS emociones. No veis mi estrés. Tengo un enorme estrés y ansiedad, pero nadie se da cuenta”.

Las herramientas ya desarrolladas medían el estrés, pero no eran portátiles. Cuando supo de la tensión sufrida por los pacientes autistas, vio que la atmósfera del laboratorio era demasiado estresante, pero tampoco era viable que un niño estuviera conectado a un montón de cables y medidores en su día a día. “Necesitamos llevar el laboratorio a donde están. Debe ser cómodo, como llevar calcetines”.

En el proceso recabó datos sorprendentes, desde convulsiones hasta nuevos patrones neuronales. El sencillo comentario de un paciente la llevó a realizar estos avances y a su trabajo con pacientes de neurología que padecen epilepsia, pronosticando su estado de ánimo, nivel de estrés y su salud. Si aquel paciente no hubiera señalado a donde mirar, Picard y su equipo ni siquiera habrían imaginado descubrimientos de tal magnitud.

Medicina de precisión contra la depresión: curar la epidemia de suicidios

Picard tiene una misión: ayudar a cambiar el curso de la depresión y el suicidio. Los índices actuales van camino de convertir esta enfermedad en la principal en EEUU, cobrándose más vidas y discapacidades que el cáncer.

Ella y su equipo desarrollan IA que nos apoya para sentirnos mejor, hacer cosas que importan, construir mejores relaciones, dormir mejor y saber cuidar de nosotros mismos y de los demás. Se espera que este conocimiento ayude a prevenir hasta el 80% de los casos de depresión.

Al principio, los dispositivos sólo detectaban el estado de ánimo y su posible evolución, datos insuficientes para frenar los suicidios. Los actuales informan de su significado y sugieren acciones concretas, como salir a correr, beber agua o irse a dormir temprano. La salud, el sueño y las emociones están convirtiéndose en parte integral de la curación de la crisis de salud mental a que nos enfrentamos.

jsharp

Janae Sharp, médico, fundadora y directora general de Sharp Index, organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la salud mental de los médicos. Puede seguir a Janae Sharp en twitter: @CoherenceMed.

Dejar comentario

*